¿Cómo estamos una semana después de las PASO?

fuente: Reuters

¿Qué pasó en las PASO (primarias abiertas simultáneas y obligatorias) argentinas? El candidato más votado fue Alberto Fernández, del Frente con Todos, con más de un 47%. El oficialismo, que propicia(ba) la candidatura del Presidente Macri, consiguió un 32% de los sufragios. ¿Y entonces? Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner se encaminan a ser presidente y vice de la Argentina, desde el próximo 10 de diciembre.

La semana posterior a las PASO trajo novedades fuertes en los planos económico y financiero: el dólar subió el 23%, la bolsa cayó el 31% en pesos y el riesgo país cerró cerca de los 1650 puntos básicos (16,5%). ¿Qué implicancias tiene esto para el ciudadano de a pie (aunque sea dueño de un automóvil)?

La baja de la bolsa, del 31% en pesos y del 44% en dólares, implica que las empresas valen menos. Y valen menos (medidos en dólares) la mayoría de los activos argentinos. Y (casi) todos los que pierden dinero y ven disminuido el valor de sus activos, tienden a consumir menos. Efecto pobreza (o menor riqueza), que le dicen. ¿El lado positivo? Algunos (no todos) dirán: están a precio de liquidación las acciones; es momento de comprar.

¿Y la suba del dólar? Más allá del efecto comentado en el párrafo anterior, una parte irá a precios. ¿A qué precios? Durante un tiempo la economía tendió a la parálisis: como el dólar subía y no se sabía hasta qué valor, no teníamos precios. Los que tenían que vender productos no tenían la menor idea de a cuánto iban a reponer y muchos suspendieron ventas. ¿Mi kinesiólogo dejó de atenderme? No; él vende un servicio y el tiempo que no factura es irrecuperable. ¿Y mi peluquero? No fui, pero me hubiera atendido.

¿Y los precios? Se cortó la (muy modesta) baja de inflación medida por el IPC (índice de precios al consumidor). El 2,2% de julio será mucho menor al incremento de los próximos meses. ¿Y el efecto pobreza sobre los que menos tienen? Duro.

¿Y los bonos? El riesgo país da una medida del spread (margen) por sobre la tasa libre de riesgo de los bonos del Tesoro USA que el mercado le pide de rendimiento a nuestros bonos soberanos. ¿Y entonces? Baja del precio de los bonos y corte a la financiación en el exterior que habían comenzado a realizar algunas empresas locales importantes. ¿El lado positivo? Algunos (no todos) dirán: están a precio de liquidación los bonos, con rendimientos altísimos; es momento de comprar. Por si hiciera falta: rendimiento altísimo es otra forma de decir “mucho riesgo”.

¿Algo más? Para no aburrir, solo menciono la previsible suba de tasas de las Leliq y la renuncia de Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda.

¿Quién es el principal responsable del éxito en las PASO de la fórmula Fernández + Fernández? En mi opinión, Mauricio Macri. Una gestión razonable en lo económico hubiera disminuido sensiblemente la probabilidad de ocurrencia de un escenario como el que se dio. Sigo: el haber jugado con el “ojo que si no me quedo yo viene el cuco”, potenció a los ganadores de las PASO e, indirectamente, generó el cimbronazo de los mercados que estamos comentando.

¿Y Alberto Fernández? Todavía no lo conocemos. No sabemos si será un presidente fuerte (como lo fue Néstor Kirchner) o débil (como Héctor Cámpora). Los medios comenzarán a piropearlo, a verlo “rubio de ojos celestes”, así que me voy a sumar a la ola, cerrando con un elogio: aprende de los errores ajenos. De promesas de baja de inflación, ni habla. Si le preguntan, podrá argumentar que antes hay otras prioridades. Pero seguro escuchó a Mauricio decir hace cuatro años “la inflación es lo más fácil de resolver”. Y aprendió.

Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *