Presentación judicial de un bonista que tiene títulos de Argentina en dólares (¿ficción o realidad?)

foto: Wesley Tingey

Su Señoría,

vengo a presentarme como bonista a raíz de los ataques (verbales) que recibimos (no solo los bonistas) y a exponer mis argumentos, que solicito sean tenidos en cuenta a la hora de determinar quién es responsable del problema de la deuda pública argentina. 

Dejo constancia, para no abusar de su valioso tiempo, que solo me ocuparé de mi rol como inversor de Títulos Públicos argentinos en dólares, dejando para otro momento, si ud. o las circunstancias lo requirieran, mi alegato como inversionista en otros activos financieros.

Definiciones previas

  1. La deuda es uno de los mecanismos de financiamiento de los estados.
  2. Uno de los instrumentos que los estados tienen para tomar deuda son los bonos.
  3. Los bonistas somos quienes poseemos bonos (de la deuda pública argentina en dólares, en este caso) en nuestros activos.
  4. Deuda pública hoy implica impuestos mañana (para abonar la deuda).
  5. Con un financiamiento con deuda el estado puede construir rutas, hospitales, comprar respiradores, etc., o pagar gastos corrientes.
  6. Es el Estado (y no los bonistas) quien decide cómo se financia.
  7. Financiar gastos corrientes con deuda impone a generaciones futuras solventar gastos de hoy.
  8. La emisión de deuda a varios años permite financiar a mediano plazo obras que se aprovecharán por mucho tiempo y evitar que los contribuyentes actuales financien a futuras generaciones.
  9. El financiamiento con deuda o con cualquier otra fuente, deja en manos de los administradores del Estado el correcto uso de los fondos, en términos de eficiencia y transparencia.
  10. Los bonistas no somos responsables de la construcción de terminales de ómnibus que no se utilizan (o se usan poco) o del pago de sobreprecios en compras u obra pública.
  11. El Estado que emite un bono acepta las condiciones de ese bono que él mismo emite.
  12. Los fondos de inversión existen, administran recursos de terceros, y muchos de ellos buscan invertir en activos de alto rendimiento y, en consecuencia, de alto riesgo.
  13. No son los fondos de inversión quienes convierten a un bono en un instrumento de alto riesgo, sino el comportamiento de su emisor (en este caso, el Estado argentino).
  14. Estado que cumple genera que sus bonos no sean de alto riesgo.
  15. Los fondos buitres existen y lucran con títulos de deuda en (o con alta probabilidad de) default.
  16. Estado que cumple con lo pautado y tiene fama de cumplidor no deja lugar para el negocio de fondos buitres.
  17. Un Estado que cumple es “premiado” por el mercado con una tasa de interés menor y la posibilidad del rollover (pagar las amortizaciones de capital con la emisión de nueva deuda).

En función de lo expuesto ut supra, solicito a su Señoría determine que:

El responsable de los problemas de deuda del Estado argentino es el Estado argentino.

Proveer de conformidad,

Será Justicia.

Su Señoría y lectores,

hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.