Estados Mamushkas, Consejo Malvinas y gasto público

Foto: Julia Kadel

Martín Guzmán, ministro de Economía, reconoce que es importante reducir el déficit fiscal. El resultado fiscal primario es la diferencia entre los ingresos y egresos del Estado Nacional, sin considerar los intereses de la deuda. Hay déficit fiscal cuando los egresos superan a los ingresos.

El gasto público es un protagonista estelar del déficit fiscal. Va a ser difícil bajarlo (a cualquiera de los dos, gasto y déficit) si tanto el Estado Nacional como los provinciales insisten en confirmar su condición de Estados Mamushkas.

Las Mamushkas son unas bellas muñecas rusas donde al abrir una aparece otra más chica. Y dentro de la segunda surge una tercera. Y así sucesivamente hasta casi, exagerando, el infinito.

¿En qué consiste un Estado Mamushka? Es aquel que exhibe la tendencia a generar un nuevo organismo que se ocupe de una temática de la que ya se ocupaba otro órgano del estado.  

Por si hiciera falta: es difícil implementar una reducción del gasto público en un Estado Mamushka.

En estos días hemos tenido noticias que nos permiten afirmar que tanto el Estado Nacional como el de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, han ratificado su condición de Estados Mamushkas.

Argentina, Estado Mamushka

Casi nadie pondrá en duda que el de las Islas Malvinas es un tema importante para nuestro país. Por eso existe, dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, una Secretaría dedicada a esa cuestión: la de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, a cargo del Embajador (y experto en educación) Daniel Filmus.

Como es habitual en el estado, una Dirección Nacional específica pone foco en el tema. En este caso es la Dirección Nacional de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, cuyo titular no aparece identificado en el organigrama del ministerio (que sí informa quiénes encabezan las otras Direcciones).

El pasado 6 de noviembre, coincidiendo con los doscientos años del primer izamiento de la bandera argentina en las Islas Malvinas, Alberto Fernández presidió la primera reunión (virtual) del flamante Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes. El Consejo fue creado este año, por ley 27.558, y funcionará bajo la órbita de la Presidencia.

No me detendré en los loables objetivos del nuevo Consejo, ni en el carácter ad honorem de sus integrantes. Permítanme poner el acento en dos puntos:

*es evidente que el gobierno nacional entiende que toda la estructura existente era insuficiente para ocuparse en forma eficiente del tema Malvinas;

*la integración del mismo (casi) asegura el éxito de su misión. Además del Presidente, integran el Consejo el Canciller, el Secretario de Malvinas, seis senadores nacionales, seis diputados nacionales, nueve académicos y/o juristas, el Gobernador de Tierra del Fuego, dos ex combatientes de Malvinas y un miembro honorario, Adolfo Pérez Esquivel.

Estado Mamushka de Tierra del Fuego

La cuestión Malvinas es tan relevante y la estructura existente a nivel nacional debe resultar insuficiente, ya que bajo la órbita del Poder Ejecutivo provincial también funciona una Secretaría de Malvinas, Antártida, Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales.

Y como si todo lo anterior fuera insuficiente, la Legislatura provincial consideró que, aun con todo el esfuerzo que las administraciones nacional y provincial ponían en el tema, debía formarse una comisión en ese ámbito.

El pasado 6 de noviembre, coincidiendo con los doscientos del primer izamiento de la bandera argentina en las Islas Malvinas, la vicegobernadora Mónica Urquiza presidió, en el ámbito de la legislatura, la primera reunión de la flamante Comisión de Malvinas, Atlántico Sur y Antártida, que está integrada por todos los legisladores provinciales.

Estados Mamushkas y gasto público

Permítanme algunas reflexiones finales:

*no puedo asegurar que en el futuro no se cree un nuevo Consejo, Comisión o lo que sea para aportar (positivamente, por supuesto) a la solución del tema;

*es admirable la creatividad de nuestra clase política, que siempre encuentra una nueva comisión u organismo para ocuparse de una cuestión ya abordada por otro “raviol” de la organización;

*es difícil pensar que, más allá del carácter de ad honorem de los integrantes de las flamantes Comisiones, el gasto público no se incremente como consecuencia de los gastos que demanden sus funcionamientos;

*es valorable que los políticos encuentren tiempo en sus (apretadas) agendas para ocuparse de los nuevos roles que les asignan los Estados Mamushkas;

Para (casi) cerrar: el aumento de gasto público que generan estas medidas de los Estados Mamushkas produce un incremento del ya elevado gasto de la política. ¿Tendrán claro quienes toman estas decisiones que los aumentos de gastos hay que financiarlos?

Sugiero que trabajemos en un proyecto de ley que derogue la condición de Estados Mamushkas, tanto a nivel nacional como de las 24 jurisdicciones (las 23 provincias y CABA).

Hasta la próxima.

4 thoughts on “Estados Mamushkas, Consejo Malvinas y gasto público

  1. Tu mención de E2stados Mamushkas» me ha parecido muy original y absolutamente precisa para describir una realidad país que nos abarca a todos, sin excepciones. Excelentes reflexiones, tal como nos tienes acostumbrados Carlos!!! Sólo se puede coincidir y rezar!!!

  2. Perfecta la definición de nuestra organización gubernamental : Estado Mamushka , muy original !!!.
    Cuando se habla de bajar el déficit fiscal , se busca todas al alternativas y huecos posible para bajar centavos pero nunca escucho bajarla en la política. Se pidieron aportes y esfuerzos a todos los sectores de la sociedad durante la crisis del coronavirus , los únicos que no lo hicieron ,ni los pidió el gobierno fueron los gastos políticos y no solo hablo de sueldos sino de «gastos » que ha veces son tan grandes como sus sueldos .-
    Como nos tenés acostumbrados , espero ansioso tus próximas reflexiones .
    un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.