Alberto Fernández, el presidente virtual

Fuente: Presidencia de la Nación

No la debe estar pasando bien Alberto en los últimos meses. Y no tanto por la pandemia, sino por el “fuego amigo”. El que erosiona su poder. El que exhibe que manda Cristina.

Para muestra bastan un subsecretario o un (modesto) aumento de tarifas: Martín Guzmán, Ministro de Economía, le pidió la renuncia a Federico Basualdo, Subsecretario de Energía Eléctrica. Y Alberto apoyó a su ministro. 

No voy a dar detalles de la novela que tiene como protagonistas directos a Martín y uno de sus subsecretarios. Solo les recuerdo que Basualdo forma parte de La Cámpora, que responde al liderazgo de Cristina y que, dicen, se opone al aumento que quiere (o pretendía) implementar el ministro en las tarifas (29%, en línea con una inflación proyectada en la que nadie cree).

“No se va, Basualdo no se va”, gritaban desde las tribunas camporistas, mientras allegados al presidente y al ministro afirmaban que sí se iba. Y hasta ahora no se fue.

Lo primero que queda claro: manda Cristina. Alberto no puede echar ni a un subsecretario. Y si lo hace, deberá nombrar a la persona que le indique la vicepresidenta.

Y el Ministro de Economía de Alberto ha quedado reducido a Ministro de Deuda. El resto de la política económica no depende de él. Martín quedó más cerca de volver a la Academia.

No la debe estar pasando bien Alberto. Que tiene que actuar como si, en su gobierno, estuviera todo en armonía. Que solo puede quejarse en la intimidad. Que muestra un rostro sufrido y algunos kilos de más.

Una de las definiciones que la Real Academia Española (RAE) da para virtual es la de aquello “que tiene lugar en línea, generalmente a través de internet”. No pensaba en eso cuando titulé este posteo.

Virtual también es, para la RAE, lo “que tiene existencia aparente y no real”.

No la debe estar pasando bien Alberto, el presidente virtual.

Hasta la próxima.

2 thoughts on “Alberto Fernández, el presidente virtual

  1. Para mí Guzmán no iba a ser el ministro de todo el mandato. Era para negociar (?) el tema deuda. Y se retiraba con los laureles. Ponele.
    Cualquier persona con dignidad, luego del incidente con el subsecretario, da un paso al costado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.