Una reflexión sobre los (y las) «Álvaro González de la política»

Foto: La Nación

Ocurrió hace poco: la oposición perdió una votación clave en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (HCDN) por la ausencia de tres legisladores. Los diputados y diputadas que no concurrieron pertenecen a Juntos por el Cambio (o Juntos o Cambiemos) y se habían comprometido a poner sus mejores empeños para que no hubiera suba de impuestos.

La consecuencia (de las ausencias): media sanción a un aumento del impuesto a los Bienes Personales para una porción de los contribuyentes.

Uno de los que no estuvo fue el Dr. Álvaro González, del PRO, mano derecha de Horacio Rodríguez Larreta en la Cámara. El legislador afirmó que estaba en Alemania, por el casamiento de una hija.  

Algunas voces críticas con los ausentes han llegado a pedir la renuncia del Dr. González.

La trayectoria del Dr. Álvaro González permite definirlo como un verdadero hombre de Estado.

Lo que esta columna analiza de la trayectoria del prestigioso Diputado puede extrapolarse a muchos políticos y políticas profesionales.  

Un CV que impresiona

Según aparece en la página web del HCDN, el Dr. González se recibió de abogado en 1984 y ese mismo año consiguió trabajo en el Poder Legislativo de Santa Fe, como Oficial Superior del Senado Provincial.

Desde ese momento, y hasta ahora, siempre trabajó bajo el ala de algún Estado.

Leer lo que resta de este punto puede resultar pesado. La enunciación de los roles que el Dr. González ha venido ocupando, desde algún lugar de un estado, impresiona. No te sientas obligado a leerlo completo (y menos a memorizarlo). Si te parece (y casi diría que es lo que sugiero), podés seguir desde “Un hombre de Estado”.

Álvaro González fue  asesor del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia de Santa Fe (1984-1987), asesor en la Dirección General de Estadística del Ministerio de Salud y Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe (1985-1987),  asesor en Secretaría de la Gobernación de Santa Fe (1987), secretario privado del gobernador de la provincia de Santa Fe (1987-1989), subsecretario de la función pública y coordinación de servicios, dependientes de la Secretaría de estado general y técnica de la provincia de Santa Fe (1989-1991) y  asesor de la Honorable Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe (1992) y miembro titular de la Comisión paritaria provincial, en representación del Superior gobierno de la provincia de Santa Fe (1992-1994).

Fue  asesor del Ministerio de Justicia de la Nación (1992-1994), Jefe de Gabinete del Secretario de Gobierno de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires (1993),  Subsecretario general adjunto de la Presidencia de la Nación (abril 1994 – agosto 1995),  asesor de la Subsecretaria general de la Presidencia de la Nación (enero 1995 – abril 1995), consultor externo de la Comisión de Cascos Blancos, dependiente de la Presidencia de la Nación (1997-1999), representante del gobierno nacional en el directorio de la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires (mayo1998),  Director de la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires (1998-1999) y Vicepresidente de la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires (marzo 1999- diciembre 1999).

Fue consultor externo del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) en el año 2000, Legislador en la Legislatura de CABA, presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, miembro integrante de las comisiones: Presupuesto y Hacienda, Tránsito y Transporte, Comunicación Social y Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico, desde diciembre 2003 a diciembre 2007.

Fue Legislador en la Legislatura de CABA, Presidente de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, Vicepresidente de la Comisión de Planeamiento Urbano y miembro integrante de las comisiones de: Legislación General y del Trabajo, Ecología, Relaciones Interjudiciales y Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico, desde  diciembre 2007 a diciembre 2011 y Subsecretario de Asuntos Públicos, dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros de CABA desde diciembre 2011 a diciembre 2015.

Actualmente es Diputado Nacional, por CABA, de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (electo en 2015 y 2019), Vicepresidente del bloque Pro en esa cámara, Presidente de la Comisión Bicameral Mixta Revisora de Cuentas e integrante (vocal) de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, Relaciones Internacionales y Culto, Energía y Combustibles, Defensa del Consumidor y de la Competencia y de la de Obras Públicas.

Un hombre de Estado

Hace 37 años que el Dr. González viene brindando su esfuerzo y dedicación a la ciudadanía desde el Estado, en sus diferentes versiones.

Lo relevante de los cargos ocupados, y la dedicación que esas designaciones implican, le han impedido tener actuación en el campo privado.

Un pedido y una pregunta

El pedido, para los que le solicitan la renuncia: por favor no dejen sin trabajo en el Estado al Dr. Álvaro González; es probable que le cueste encontrar ocupación en el ámbito privado.

La pregunta, para vos y, de paso, también para Horacio Rodríguez Larreta: ¿imaginás a “los (y las) Álvaro González de la política” buscando hacer más eficiente al Estado, reduciendo el gasto público y bajando impuestos?

Hasta la próxima.

14 thoughts on “Una reflexión sobre los (y las) «Álvaro González de la política»

  1. Muy bueno Carlos!.
    Ésta es la verdadera grieta: la que divide a los que laburamos y nos ganamos el mango con el valor que generamos con nuestro esfuerzo, de los zánganos (los que no trabajan). ¿O deberían denominarlos «parásitos» porque se alimentan de los demás (es un poquito más agresivo, no?)

  2. Muy bueno Carlos. Y una muestra más de lo fácil que resulta vivir de la teta del estado. Menos esfuerzo, rentabilidad segura y siempre actualizada. A diferencia de los que hacemos un culto al esfuerzo y la dedicación por el trabajo personal y privado! Feliz año y un abrazo grande!!

  3. Es muy cierto todo lo que decís y esa mentalidad de papá Estado es imposible de sacarsela a quienes no conocen el trabajo privado. Ni hablar de los derechos que se adjudican sin justificación, aunque sí, los justifican por ser hijos del papá Estado….

  4. Y es particularmente notable la ductilidad y capacidad del Dr. González para adaptarse a los variados desafíos que el Estado le ha propuesto en su vida profesional. ¡Continúa así, González, donde el Estado te requiera!

  5. No me los imagino queriendo cambiar al estado. Así se vive muy bien. En España decimos de esa gente que: » Nunca han dado un palo al agua» y tenemos de ellos para regalar, así también nos va!!!
    Un feliz año!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.