Pedir factura o no pedir factura, esa es la cuestión

Hace ya bastante tiempo, mientras cursaba un posgrado, tuve el siguiente diálogo con un profesor de Economía, al que voy a identificar por sus iniciales:

-yo: siempre pido factura en los negocios. Pago mucho por impuestos. Pido factura para que el estado recaude y así tener que abonar menos para financiar a ese estado.

-LV: nunca pido factura. Prefiero que el dinero lo gasten los privados.

Para ubicarte en tema acerca de cuánto hay de impuestos en una factura, te recuerdo que fue tema de un posteo anterior. Lo podés encontrar en

https://finanzasconhumor.com/2018/11/18/cuanta-evasion-fiscal-pueden-generar-un-cafe-con-leche-y-dos-medialunas/

Sumo un ejemplo concreto: la situación vivida hace unos días por unos amigos (no creas que fui el protagonista): en un restaurant le ofrecían 10% de descuento por pago efectivo con la (obvia) contraprestación de “no me pidas factura”.  ¿Qué hicieron mis amigos? Tomaron el descuento (y no reclamaron el comprobante). ¿Cómo lo razonaron? Desde sus números, no desde la equidad del planteo del negocio. Dijeron (suponiendo un importe de consumo de $ 2.000) “si garpamos  (sinónimo de pagamos, abonamos, oblamos y nos ponemos) ya son $ 1.800, y si lo hacemos dentro de un mes (aprox.) con la tarjeta de crédito serán $ 2.000. O sea que si no pagamos ahora, es como si tomáramos un préstamo al 11% mensual (en pesos). O al 254 % efectivo anual en pesos. Ni locos. Paguemos en efectivo.”

¿Qué pasó? El boliche se quedó con la mayor parte de los impuestos que nunca se pagarán. Y mis amigos se fueron razonablemente conformes (habían comido bien y se llevaban una parte, menor, del “botín”).

¿Y entonces? ¿Cómo lo ves? ¿Hay una regla general o depende del negocio? 

Aclaración (necesaria): vivimos, compramos, consumimos y … en Argentina.  

Final abierto (a discusión, con catarsis incluida).

Hasta la próxima.

8 thoughts on “Pedir factura o no pedir factura, esa es la cuestión

  1. «LV» posiblemente tenga un cerebro colonizado por seudoteorías «económicas» que consideran que el Estado es un «invasor» del terreno económico, que los privados son más eficientes y todo el blablabla pseudoreligioso del neoliberalismo.

  2. Como siempre una explicación con una parte eminentemente técnica y otra que deja un final abierto, al igual que la última serie documental sobre el caso Nisman, donde el director también deja un final abierto para la libre interpretación de los espectadores. Muy bien Carlos!!!

  3. En algunos comercios para cobrar el mozo trae un comprobante no fiscal que simula ser factura aunque aclara que no lo es; al pagar contra eso el comerciante cobra en efectivo y no paga impuestos. Si pagas con tarjeta tiene que hacer otro comprobante, este es factura fiscal y sobre ese tiene que pagar impuestos y la comision de la tarjeta. Si no pagamos impuestos se desfinancia el Estado y los servicios publicos se degradan aun mas. Queda en cada uno, actuar como corresponde, aunque muchos se pueden justificar en el Estado me roba utilizando mal mis contribuciones por lo tanto lo que puedo evitar de pagar, lo evito, estoy cansado de que me roben..

  4. Quiero agregar que siguiendo el consejo del autor, ingrese en el link del Cafe con leche a $94 y puedo agregar que el citado lugar Fechoria de la calle Santa Fe al 1700 CERRO.
    Esto, a mediados de 2019, No tengo informacion de como le fue a ese emprendimiento; creo que mal, ya que no duro mas de dos años. Para aportar otro dato, se inauguro con gran pompa, su titular era Daniel Lalin y el declaraba incluso una suerte de homenaje al FECHORIA original. Bueno moraleja, «-EL QUE CUMPLE. PIERDE.-»
    No creo que sea necesariamente asi, pero este proyecto parece afirmarlo.
    Finalmentr el Dr.Lalin sabemos es un exitoso empresario que incluso es Contador. Y ademas solvente, con una prolifica vida en cuanto a contactos e informacion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *