Cuotas fijas NO quiere decir sin intereses

Durante un viaje que hicimos con María, mi compañera, estuvimos en Azul (provincia de Buenos Aires) y la pasamos muy bien.

Localidad cervantina y cuna del dólar blue, nuestra estancia (que no fue en un campo) generó el posteo que hoy comparto.

La foto, tomada durante enero del 2020 (¡ojo, valores de esa fecha!) en un negocio de la calle Burgos, presenta los precios de un lavarropas:

-precio de lista de $ 38.999

-financiamiento en 12 cuotas fijas de $ 3.899,90 cada una

Repasemos la situación y veamos los pasos a seguir para determinar si es un financiamiento con o sin intereses:

*hay una picardía comercial: poner como valor de la cuota a la décima parte del precio de lista. El golpe de vista con las cifras puede llevar a la (errada) impresión que no cargan intereses; doce cuotas de $ 3.899,90 totalizan $46.798,80 y no $ 38.999.

*para “desnudar” si cobran intereses o no, primero hay que preguntar si el precio de contado es el precio de lista;

*y luego comparar la suma de las cuotas con el precio de contado;

*por simplicidad, supondremos que no hay otros costos de financiamiento (como podría ser por ejemplo un cargo por análisis del riesgo crediticio al comprador);

*si la suma de las cuotas es igual (mayor) al precio de contado, no (sí) hay intereses.

Analicemos el caso que nos ocupa, volviendo al lavarropas. Y supongamos que el precio de contado fuera igual al de lista y se pudiera abonar en cualquiera de las variantes con tarjeta de crédito. En ese caso, con algunos supuestos que por simplicidad omitiré, el costo mensual del financiamiento sería del 3,5% o del 51% efectivo anual.

Si el precio de contado fuera menor a los $ 38.999 que aparece como precio de lista (pues te ofrecen un descuento si pagás al llevarte el producto), el costo de financiamiento resultaría superior al calculado antes. Por ejemplo, si el precio de contado fuera de $ 35.100 (un 10% menos que el precio de lista), el costo de financiamiento resultaría del 5,7% mensual o del 95% efectivo anual.

Recordá que la normativa vigente, que no todos los negocios cumplen, considera válido cancelar al precio de contado con tarjeta de débito o crédito en un pago.

Antes de cerrar, otra vez la idea: que las cuotas sean fijas NO quiere decir sin intereses. Los que estudiaron Matemática Financiera recordarán que en el sistema francés de devolución de préstamos te cobran una tasa de interés y el deudor lo devuelve (al préstamo) en cuotas fijas.

 ¿Alguna recomendación adicional? Sí. Visiten Azul. Y vayan al Hotel Boutique Elena de la calle Burgos (merecido chivo sin cargo).

Hasta la próxima.

2 thoughts on “Cuotas fijas NO quiere decir sin intereses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.