Alberto, Horacio, Axel y el triángulo (no amoroso) de la coparticipación

Fuente: Télam

La noticia dice que el Presidente le quitó 1,18% de coparticipación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y se lo pasará a la Provincia de Buenos Aires (PBA). Más recursos para Axel y menos para Horacio. Y un salvavidas para el de la PBA, justo cuando le estaba costando nadar frente a los pedidos de mejoras de su policía (la bonaerense).

Alberto, Horacio y Axel, como un equipo, venían protagonizando conferencias de prensa, con finales spoileados: siempre se prolongaba la no cuarentena y se explicaba lo bien que estaba nuestro país en la lucha contra el Covid 19.

Pero la audiencia estaba cansada y había que renovarse. Y era cada vez más difícil encontrar un relato exitoso para la gesta contra la pandemia. En la última función, cuando la no cuarentena en AMBA se acercaba a dos estaciones completas (otoño e invierno), Alberto hizo un breve monólogo sin sus habituales laderos.

Ya no estaban tan juntos. El equipo de tres se había deshecho. Dos se alejaron y uno quedo solito. No debe haberse sorprendido. Hubo anticipos (varios) de lo que venía. El primero fue cuando la vicepresidenta dijo en La Matanza, durante la (re)asunción de Espinoza como intendente, que había una gran desigualdad de ingresos entre CABA y el resto del país.  Otra: el presidente insinuó, en los primeros meses del 2020, que la coparticipación de CABA debía ser revisada (hacia abajo).

Lo último: en la misma línea que su mentora, Alberto dijo hace poco que le dolía la opulencia de la Ciudad de Buenos Aires. Poco después, en Olivos, La Plata y Recoleta, se enteraban de que la policía de la provincia (la bonaerense) se sublevaba pidiendo, entre otras cosas, sustanciales aumentos de salarios.

Y el Presidente encontró la forma de resolver (según él) dos problemas al mismo tiempo: ayudar al Axel protegido de Cristina y combatir su dolor por la opulencia de CABA. Y decidió lo que contamos al inicio de esta nota.

La coparticipación

Las provincias (24 jurisdicciones, con CABA incluida) “viven” de lo que cobran por sus impuestos (ingresos brutos e inmobiliario, por ejemplo) y también de lo que reciben de la coparticipación federal de impuestos. Para muchas, el primer rubro (los ingresos propios) es poco relevante y dependen de lo que les pasa la nación (que en este caso no es el diario de los Saguier y los Mitre).

Hay impuestos nacionales que se coparticipan (entran en la torta que se reparte), como Ganancias e IVA y otros que no (todo para las arcas de Alberto), como las retenciones a las exportaciones.

¿Qué decía la Constitución de 1994 sobre la coparticipación? Que debía fijarse por ley antes de que terminara el año 1996. ¿Se hizo? No. ¿Está previsto hacerlo en el corto plazo? No.

¿Cómo fueron los números en 2019? La nación se quedó con el 38,1% (más el 1% para los discrecionales ATN, aportes del Tesoro Nacional) y las provincias con el 60,9% restante. Del total, CABA se llevó el 3,5% y la Provincia de Buenos Aires (en ese momento conducida por María Eugenia), el 12,5%.

¿Cómo eran los números antes para CABA? Venía con el 1,4%, Mauricio presidente la llevó (en 2016) al 3,75% y luego la redujo al 3,5%. Ahora, con la decisión del (ex) amigo, pasa al 2,32%. Los medios hablan de una cifra de $ 30 mil millones anuales, pero eso depende de la recaudación (o sea, del nivel de actividad).

¿Qué explica la diferencia? Según MM y Horacio RL, el traspaso de la policía. Sobre el mismo tema, Cristina y Alberto sostienen que le dieron de más. Y que por eso, ahora le sacan.

¿Hay alguna coincidencia hoy entre la Ciudad y la PBA en esto de la coparticipación? Sí. Ambas afirman que reciben mucho menos de lo que aportan, de acuerdo al Producto Bruto Interno (PBI).

Cierre (por ahora)

Horacio dijo, no hace mucho, que “estaba disponible para un proyecto nacional”. No hace falta ser un licenciado en ciencias políticas para ver detrás de ese comentario un lanzamiento, tal vez prematuro, de una candidatura.

Más recursos para Axel y menos para Horacio. Para el alcalde, esos números más ajustados implicarán menos obras (no creo que toque sueldos ni propaganda) y menor posibilidad de “lucimiento”.

¿Terminó la película? No y no.

No (el primero): Horacio va a discutir y no descarta recurrir a la Corte. Tiene dos motivos poderosos: más dinero para su ciudad y mejores chances (con más plata) para su candidatura presidencial. ¿Cuál de las dos razones pesa más en el Jefe de Gobierno? Sigamos.

No (el segundo): la señal al mercado de que “policía provincial que se subleva, policía a la que le aumentan”, no será gratis.

Hasta la próxima.

Fuente consultada: Comisión Federal de Impuestos (www.cfi.gov.ar)

8 thoughts on “Alberto, Horacio, Axel y el triángulo (no amoroso) de la coparticipación

  1. Buen resumen ,mal pronostico.
    No el tuyo ,sino para el país. Sigo luchando con tu libro de finanzas con humor de a poquito lo termino . Abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.