El dólar futuro (segunda parte)

Aconsejamos (no olviden que soy de géminis) leer primero la parte inicial en

https://finanzasconhumor.com/2019/03/26/el-dolar-futuro-primera-parte/

En este posteo buscaremos profundizar algunos de los puntos esbozados en el anterior.

Arranquemos: los derivados multiplican los productos financieros. Del dólar (contra pesos) tenemos ahora no solo el spot, sino 12 productos distintos (los futuros al cierre de los doce meses próximos). Cada uno de ellos es distinto al otro. Decir “estoy comprado en un contrato de dólar futuro” es incompleto; es como decir “soy Álvarez”. Completemos las dos frases: “estoy comprado en un contrato de dólar futuro al 30/11/2019” y “soy Carlos Álvarez de Toledo”.  Detalle íntimo: sobre el significado de esta última sigo profundizando en terapia.

¿Cómo arranca la película? Dos personas (físicas o jurídicas) acuerdan la compra venta de un contrato de dólar futuro al 30/4/19 en $A 54,8 por usd. ¿Quiénes más intervienen en esta operación, además de los agentes? El Mercado que regula y avala las operaciones (digamos el ROFEX). ¿Qué les pide el ROFEX a los jugadores? Una garantía inicial; supongamos por $A 4.000. ¿Para qué se las pide? Para cubrir posibles pérdidas.  Conclusiones a esta altura: a) como los dos participantes pueden empezar perdiendo, ambos deben depositar una garantía (no detallaremos cómo se puede instrumentar) y b) con una erogación (la garantía) equivalente a menos de 100 usd se puede “apostar” al resultado de 1.000 usd: efecto palanca en estado puro.

Antes de continuar, y centrándonos solo en este contrato, hay dos cotizaciones que se van modificando, la del dólar spot y la del dólar futuro al 30/4/2019. Y al 30/4/19 convergerán, coincidirán en un mismo valor.

Supongamos que en la rueda siguiente el dólar futuro al 30/4/19 cotiza a $A 56. ¿Qué ocurre? Hay ganadores (los que compraron) y perdedores (los que vendieron). ¿De cuánto fue la ganancia o pérdida de esa rueda? De $A 1.200 por contrato (la diferencia entre las cotizaciones, aplicada a los 1.000 usd, que es el volumen del contrato).

Sigamos suponiendo: el mercado le pide al que perdió que ponga los $A 1.200 (no ocurre así, el “llamado a poner” se produce cuando la cuenta – que arrancó con la garantía inicial – baja de un cierto valor) y quien perdió los pone.

Y, por simplicidad, imaginemos que no hay más movimientos de la cotización del dólar futuro: llegamos al 30/4/19 y el spot (y el dólar futuro a esa fecha) vale $A 56.

¿Y ahora? El mercado “cierra” las posiciones de cada parte: al vendedor le devuelve la garantía de $A 4.000 (no los $A 1.200 pues los perdió) y al comprador le devuelve garantía más ganancia por $A 5.200.

¿Y si el comprador tiene que ir al mercado a comprar los usd? Va y pone los $A 56.000. ¿Cuánto le costaron los dólares? $A 54.800, pues hay $A 1.200 que se los dio ROFEX por compensación de ganancias y pérdidas. ¿Y el vendedor? Ese razonamiento te lo dejo a vos.  La mayoría de los contratos de futuros se liquidan en dinero ($A en este caso) y no con la entrega del físico (el chiste sobre esto lo hice en el posteo anterior).

Como recalcamos en publicaciones anteriores, la liquidación en dinero de los contratos (cash settlement) permite ampliar la cantidad de jugadores incorporando a los especuladores, quienes valoran (positivamente) no tener que llevar trigo o petróleo a su casa u oficina.

Antes de cerrar, recalquemos dos aspectos importantes:

*la institución que regula el mercado exige una garantía inicial a cada una de las partes y va haciendo un «mark to market» (liquidación diaria de ganancias y pérdidas) que puede originar un «poné» para el que perdió (no incursionaremos en el eventual «te podés llevar algo» si ganaste).

*se puede salir antes del vencimiento del contrato, tomando la posición contraria a la que tengo en el mismo contrato. Si estoy comprado en un contrato de dólar futuro al 30/4/19, me bastará venderme en un contrato dólar futuro a esa misma fecha para cerrar mi posición (seguramente con alguna ganancia o pérdida)

Si el tema te interesa o gusta, siempre van a quedar aspectos a profundizar.

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.