Martín Guzmán se acerca a un récord

Esta etapa de la democracia argentina está cerca de cumplir 40 años. Repasemos los ministros de Economía (hayan tenido o no esa denominación) de los ganadores de elecciones presidenciales (dejo de lado las presidencias del Adolfo, de Ramón Puerta y de Eduardo Duhalde, entre otros).

Raúl Alfonsín arrancó con Bernardo Grinspun. Luego vinieron Juan Sourrouille, Juan Carlos Pugliese y Jesús Rodríguez.

El Carlos de La Rioja tuvo, en sus dos presidencias, una lista que incluyó a Miguel Roig, Néstor Rapanelli, Erman González y a Domingo Cavallo, en el primer mandato y al Mingo y a Roque Fernández en el segundo.

Fernando “dicen que soy aburrido” De la Rúa tuvo como ministros a José Machinea, Ricardo López Murphy, Domingo Cavallo y Nicolás Gallo.

En la nómina de Néstor Kirchner aparecen, en orden, Roberto Lavagna, Felisa Miceli y Miguel Peirano.

En la primera presidencia de Cristina, por ese cargo pasaron Martín Lousteau, Carlos Fernández y Amado Boudou. Hernán Lorenzino y Axel Kicillof la acompañaron, como ministros de Economía, en su segundo mandato.

Mauricio designó a Alfonso Prat Gay, Nicolás Dujovne y Hernán Lacunza.

Y Alberto Fernández, por ahora, solo tuvo como Ministro de Economía a Martín Guzmán.

Si te pregunto qué te llama la atención del listado, podrías afirmar que se ve un sesgo de género  en las designaciones. Solo una mujer, Felisa Miceli, lo integra. Pero no es mi idea poner el acento en ese punto.

El Dr. Martín Guzmán, economista recibido en la Universidad Nacional de La Plata y especialista en refinanciación de deuda soberana, viene con chances de batir un récord.

¿Cuál? El de ser el único Ministro de Economía, en esta etapa de la democracia, que “sobrevive” toda una gestión completa (de 4 años).

¿Cómo evaluamos su gestión?

“Equipo que gana, no se toca”, dicen los futboleros. ¿Ha sido exitoso, hasta aquí, Martín, como para avalar su continuidad en la cargo?

Las respuestas son subjetivas. Y la mía es no.

Arranco por su especialidad: no fueron exitosas las renegociaciones de deuda, ni la privada ni la que tenemos con el FMI. Demoraron “un siglo” y no consiguieron lo básico: reducir sensiblemente el riesgo país, como para habilitar a la Argentina a volver al mercado internacional de deuda.

Y en temas de inflación, ¿cómo andamos? Ya llegamos a más de un 60% interanual, un valor que asusta. Y vamos por más.

Para no aburrir: tampoco hay resultados como para vanagloriarse (o, por lo menos, alegrarse) en salarios reales, disminución de la pobreza, empleo privado, brecha cambiaria y…siguen las firmas.

Es cierto que tuvo que lidiar con la pandemia. Y con las inconsistencias de una coalición, el Frente de Todos, que hace de oficialismo y oposición al mismo tiempo.

Pero hoy seguimos sin ver un programa económico global y consistente.

Cierre

¿Y entonces? ¿Por qué sigue? ¿Porque para Alberto los resultados son buenos? ¿Porque el próximo, si lo sugiere CFK, puede ser peor? ¿Porque nadie de prestigio quiere quemarse subiéndose a un bondi (el gobierno) que no se sabe quién lo conduce y al que le queda menos de un año y medio de recorrido?

Sea como sea, es insólito que Martín Guzmán siga siendo ministro.

Y más insólito sería que llegue hasta el final del mandato de Alberto.

Hasta la próxima.  

2 thoughts on “Martín Guzmán se acerca a un récord

    1. Sí, Rubén! Tal cual. Fue el penúltimo ministro de Economía de Raúl Alfonsín. Después llegó Jesús Rodríguez.
      Gracias por el comentario!
      Abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.